ano-nuevo-viejo

Viejo Año Nuevo ruso – historia de la festividad

El Año Nuevo en Rusia empezó a celebrarse por orden de Pedro I el día 1 de enero del año 1700, mientras que el Viejo Año Nuevo en el año 1918, cuando la Rusia soviética cambió del calendario juliano al gregoriano utilizado en Europa. La tradición de celebrar el Viejo Año Nuevo nació gracias a los creyentes ya que la iglesia ortodoxa no aceptó el decreto de URSS del año 1918 y no se cambió al calendario gregoriano.

La noche del 13 al 14 de enero se celebra el Viejo Año Nuevo que los ucranianos conocen como la noche generosa y las zonas sureñas de Rusia como Ovsen. El festividad se dedicaba a San Basilio el grande.

El día 13, por la mañana, había que preparar gachas de granos enteros de trigo. Se podía añadir carne o tocino, o mezclar con miel, azúcar o mermelada. Además, las mujeres hacían Blini, preparaban pasteles y Varéniki para agradecer las visitas. Los platos principales se consideraban los que estaban hechos de carne de cerdo ya que San Basilio el Grande era un porquerizo. Ese animal simboliza la fertilidad y la riqueza.

Ese día había que poner una mesa generosa ya que así se te devolvería la generosidad durante el resto del año. Por la tarde la gente visitaba a sus vecinos y se daba importancia al primer visitante. Se creía que traía buena suerte que el primer visitante fuera un hombre joven de buena familia con muchos hijos.
A la mañana del día 14 los jóvenes iban a las encrucijadas a quemar al “viejo” hecho de paja. Los jóvenes saltaban por encima de la hoguera, lo que simbolizaba la limpieza de todo lo impuro.

 

Evento de Viejo Año Nuevo de Gribok

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *