Frutas del bosque (parte IV) – Grosella espinosa

grosella espinosa 1

Hoy vamos a hablaros de otra fruta del bosque desconocida en España, la grosella espinosa. En muchos países recibe este nombre debido a que sus ramas tienen numerosas y agudas espinas. Crece en forma de arbusto en las zonas septentrionales, no sólo de Europa, sino también de América. Los arbustos pueden vivir hasta 30 años, empezando a dar frutos a partir del 3º. En un principio las cosechas son pobres, aumentando en los años posteriores hasta llegar a ser muy abundantes. Hoy en día se calculan entre 1.500 y 4.900 variedades de esta fruta. En los documentos más antiguos la grosella espinosa aparece ya en el s. XI, cuando era cultivada por los monjes. En Inglaterra, donde recibe el nombre de Gooseberry – por el parecida de sus frutas con los huevos de oca – empezó a cultivarse bajo Enrique VIII, que era un gran amante de esta baya. En las zonas septentrionales de Europa, donde no llegan los cultivos de la vid, la grosella espinosa tenía una importante función vinícola. El vino de grosella espinosa sigue produciéndose en Inglaterra y otros países nórdicos. En Rusia lleva muchos siglos siendo muy popular, de tal manera que es cultivada en la mayoría de las casas de campo y huertas rurales del país. Anton Chejov, el famoso dramaturgo ruso, hasta escribió un relato con el nombre de esta baya: “Крыжовник”.

Además de ser consumidas al natural, las grosellas espinosas pueden marinarse, salarse o hacerse en conserva. Su sabor original es agridulce, aunque dependiendo de la variedad puede cambiar y recordar a las ciruelas, melocotones, uvas o frambuesas. Su color más común es el verde brillante, aunque también dependiendo de la variedad puede ser más o menos rojizo, llegando hasta el rojo oscuro. Pueden utilizarse tanto sus frutas maduras como las que estén aún por madurar, dependiendo del próposito. 

Las posibilidades gastronómicas de esta baya, al igual que ocurre con otras muchas, son numerosas: salsas agridulces para carnes y pescados, bebidas, relleno para repostería, mermeladas… En Rusia es muy popular la mermelada de grosella espinosa, o mermelada real, por su brillante color verde. 

tsarskoye varenye iz krizjovnika

En la medicina popular es utilizada por sus numerosos componentes: vitaminas A, B, C y PP, glucosa y sacarosa, pectina, fósforo, hierro, sodio, calcio, magnesio. Algunos de sus efectos son:

– desintoxicante: la presencia de la pectina permite eliminar del organismo la acumulación de toxinas y minerales pesados. Por eso la ingesta de esta baya está especialmente indicada para las personas que viven en zonas de alta contaminación;

– cosmético: esta baya cuida nuestra piel tanto desde dentro como desde fuera. Las mascarillas permiten exfoliar y blanquear la piel, mientras que su alto contenido en vitamina E la protege contra los rayos ultravioletas;

– salud femenina: indicada para las mujeres embarazadas y para normalizar los ciclos menstruales o las pérdidas excesivas de sangre;

– dietético: a pesar de su alto poder calorífico, los dietólogos recomiendan consumir esta baya por su capacidad para mejorar el metabolismo, añadiéndola a las comidas principales o tomándola entre horas como picoteo;

– vigorizante: previene la avitaminosis por su alto contenido en vitaminas y elementos naturales.

Debido a todas estas propiedades, la grosella espinosa es ampliamente consumida al natural, en infusiones o mascarillas, tanto sola como en combinación con otros ingredientes. Animaos a probarla si la encontráis en venta en alguna parte. Su sabor es muy fresco y jugoso.

¡Hasta el próximo reportaje!

Frutas del bosque (parte III) – Vaccinium vitis-idaea o arándano rojo

brusnika

Hoy vamos a hablaros de una baya desconocida en España. Se engloba bajo el nombre de Arándano rojo, nombre genérico que reciben varias bayas que no tienen un nombre popular propio. El nombre oficial de esta planta es Vaccinium vitis-idaea, conocida en Rusia como Brusnika. Es un arbusto siempre verde que crece en zonas septentrionales y cuyas frutas, de tamaño pequeño, tienen un color rojo brillante. Su floración se produce entre mayo y junio, aunque hasta finales de agosto las bayas no están totalmente maduras. Su sabor es entre dulce y ácido, y antaño era conocida como “la fruta de la inmortalidad” por sus numerosas cualidades benéficas.

Los primeros intentos de cultivar esta baya datan de 1745, cuando la emperatriz Elizaveta Petrovna emitió una orden para encontrar la manera de establecer plantaciones cercanas a San Petersburgo. La plantación masiva del arándano rojo no comenzó sin embargo hasta los años 60 del siglo pasado; los países dónde más se cultiva son Estados Unidos, Rusia, Suecia, Alemania, Holanda, Polonia y Bielorrusia. En su forma salvaje, el arándano rojo es una fruta del bosque que crece predominantemente en zonas boscosas y de tundra.

Pero, ¿por qué es tan apreciada esta baya? Brusnika contiene gran cantidad de elementos beneficiosos para nuestro organismo: vitaminas A, B, C y E; ácido benzoico, que permite su larga conservación; oligoelementos como el calcio, el potasio, el fósforo, el magnesio, el manganeso y el hierro. En la medicina se utilizan sobre todo sus hojas, que contienen altos contenidos de elementos antioxidantes y antisépticos. La recolección de éstas se produce antes de la floración, entre abril y mayo. Las hojas recolectadas se dejan secando para luego ser utilizadas en infusiones, de gran efecto tonificante y cicatrizante.Tomado en cualquiera de sus formas, el arándano rojo es un gran remedio contra los resfriados. Tonifica el cuerpo y aumenta las defensas naturales. También se recomienda tomar zumos e infusiones de brusnika en casos de anemia y avitaminosis.

En cuanto a sus propiedades culinarias, el arándano rojo se utiliza en la preparación de purés, salsas, mermeladas, repostería, … En Rusia es antiguo y popular el agua de brusnika, citado en la obra de Pushkin “Eugenio Oneguin”. Otra receta con muchos siglos de historia es la brusnika remojada: las bayas se remojan en agua a la que se añaden azúcar y otros edulcorantes, y se conservan en grandes botes durante todo el año. Se añaden a diferentes platos para aumentar las defensas naturales y dar mayor sabor.

Brusnika remojada

Frutas del bosque (parte II) – Arándano negro o mirtilo

Chernika

Es un arbusto bajo que vive entre 5 y 7 años. Su nombre en ruso – черника (chernika) – procede de la palabra “negro” debido a su color, azul oscuro, y a que tiñe de negro las manos y la boca del que las recoge y come. Crece tanto en zonas pantanosas como boscosas. En su forma salvaje sólo crece en áreas septentrionales: en numerosas zonas de Rusia, en Mongolia, Japón y América del Norte, aunque hoy en día hay numerosos cultivos de esta planta en zonas más meridionales, sobre todo Estados Unidos, Inglaterra, Dinamarca y Alemania. Los arbustos de mirtilo no empiezan a dar frutos hasta el segundo o tercer año, hacia mediados o finales de verano. Los primeros años, los frutos son pocos, pero de gran tamaño; con el tiempo, su número va aumentando, pero su tamaño disminuye.

Los mirtilos son muy apreciados por sus cualidades medicinales. Sus frutos llevan numerosos elementos naturales: vitaminas del grupo B y vitamina C, caroteno, numerosos elementos esenciales: hierro, calcio, fósforo, cloro, magnesio, potasio, sodio y azufre, así como ácidos orgánicos. Sus semillas están compuestas en un 31% de aceite orgánico y en un 18% de proteínas.

Debido a esta elevada concentración de componentes naturales, el arándano negro sirve como remedio natural en múltiples áreas. Éstas son algunas de ellas:

– cuidado y regeneración de la vista. Agudiza la visión nocturna, ayuda a combatir la vista cansada e incluso es capaz de restaurar totalmente la retina ocular. Durante la II Guerra Mundial era obligatoriamente parte de la dieta de los pilotos británicos, tanto en su forma fresca como en mermelada. También está presente en la dieta de los astronautas.

– cuidado y regeneración de la piel y los tejidos. El arándano negro es a menudo conocido como “la fruta de la juventud”. Esto se debe a su alto contenido en un determinado tipo de antioxidantes, la antocianina. Ésta ralentiza los procesos de envejecimiento y rejuvenece el cuerpo. Por ello, los extractos de arándano negro están presentes en algunos productos cosméticos.

– prevención de enfermedades cancerígenas. En Lituania, el arándano negro está reconocido por la medicina oficial como un remedio efectivo contra el cáncer. El mirtilo aumenta la concentración de hemoglobina en la sangre, factor de primer orden para prevenir problemas oncológicos.

– prevención y tratamiento de infecciones. Las propiedades antimicrobianas y antibacterianas del mirtilo eliminan eczemas y quemaduras que las infecciones provocan en la piel.

– tratamiento de la diabetes, al disminuir el nivel de azúcar en sangre.

En cuanto a las hojas, que se recogen entre mayo y junio y se secan hasta adquirir un color verde pálido, también se utilizan en medicina, por ejemplo para tratar dolores de cabeza o eczemas de la piel, a menudo en forma de infusión o cataplasma.

kust cherniki

Pero vayamos ahora a las cualidades gastronómicas de los arándanos negros, tan numerosas como las medicinales. El abanico de opciones es extenso: los mirtilos se consumen frescos, congelados, deshidratados, en azúcar o en conserva. Con ellos se elaboran mermeladas, compotas, zumos, salsas, purés, infusiones, licores. Sirven de relleno para numerosos bollos y pastas, o como guarnición con carne y pescados. Desde hace poco en España ya pueden encontrarse en yogures para comer o beber. Por fin, tienen también su función como colorantes naturales y, cómo no, como elementos decorativos de los platos.

mermelada chernika

Así que ya véis, una planta tan poco conocida en España, y en las zonas meridionales en general, la importancia y difusión que tiene en las zonas de su hábitat natural. Hace poco que, en España, aparecieron tarrinas de arándanos negros en supermercados y fruterías. Y aunque su precio es elevado, si las probáis, solas o en alguna receta culinaria, creo que estaréis de acuerdo con nosotros en que lo valen.