mors

Zumo de frutos del bosque, diluido con agua, y con azúcar o miel añadidos. Su nombre proviene del término latino “mulsa”, que significaba “agua con miel”. En ruso, es en el s. XVI cuando la palabra consta por primera vez documentalmente, apareciendo desde entonces en numerosos recetarios por la gran popularidad adquirida.

La variedad de tipos de mors es muy amplia: se diferencian según los ingredientes que lleven, el color que tengan, el tiempo de preparación… El más habitual es el mors de arándano rojo, aunque también son populares los mors de grosellas, negra o roja, de frambuesas, y de otros frutos. La receta clásica es bien sencilla, aunque puede tener variantes: los frutos se lavan bien y se aplastan en un mortero hasta sacarles todo su jugo. La pulpa se echa en una cacerola con agua y se lleva a ebullición. La infusión resultante se enfría y se le añade el zumo antes exprimido y miel o azúcar. Debido a la facilidad de su preparación y a la gran cantidad de frutos del bosque en Rusia, país boscoso en muchas de sus zonas, el mors es una bebida que se prepara a menudo de forma casera, aunque también puede adquirirse en las tiendas. En este último caso, se gana en tiempo de almacenamiento y en comodidad, aunque se pierde en salud, porque el mors natural es una gran fuente de vitaminas A, B1, C y PP, además de microelementos tan necesarios como el potasio, el calcio, el magnesio, el hierro y el fósforo, que, al prepararse de forma industrial, se pierden en su mayor parte.

El mors puede beberse tanto frío como caliente. Frío tiene un alto poder tonificante, mientras que caliente permite al cuerpo entrar rápidamente en calor. Los dietólogos recomiendan beber mors con regularidad a las mujeres embarazadas, mientras que los urólogos y ginecólogos lo incluyen en las terapias de diferentes tratamientos contra procesos infecciosos de las vías urinarias. Por último, aunque no menos importante, está demostrado el efecto beneficioso de la ingesta regular de mors sobre nuestro estado anímico, ya que combate eficazmente los síntomas de depresiones y neurosis.

Ahora que conocéis los beneficios de esta bebida, y a pesar de que en España no sea fácil conseguir frutos del bosque, pero vista la facilidad de su preparación, os animamos a que probéis a prepararla en casa. ¡Seguro que el resultado vale la pena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *