brusnika

Hoy vamos a hablaros de una baya desconocida en España. Se engloba bajo el nombre de Arándano rojo, nombre genérico que reciben varias bayas que no tienen un nombre popular propio. El nombre oficial de esta planta es Vaccinium vitis-idaea, conocida en Rusia como Brusnika. Es un arbusto siempre verde que crece en zonas septentrionales y cuyas frutas, de tamaño pequeño, tienen un color rojo brillante. Su floración se produce entre mayo y junio, aunque hasta finales de agosto las bayas no están totalmente maduras. Su sabor es entre dulce y ácido, y antaño era conocida como “la fruta de la inmortalidad” por sus numerosas cualidades benéficas.

Los primeros intentos de cultivar esta baya datan de 1745, cuando la emperatriz Elizaveta Petrovna emitió una orden para encontrar la manera de establecer plantaciones cercanas a San Petersburgo. La plantación masiva del arándano rojo no comenzó sin embargo hasta los años 60 del siglo pasado; los países dónde más se cultiva son Estados Unidos, Rusia, Suecia, Alemania, Holanda, Polonia y Bielorrusia. En su forma salvaje, el arándano rojo es una fruta del bosque que crece predominantemente en zonas boscosas y de tundra.

Pero, ¿por qué es tan apreciada esta baya? Brusnika contiene gran cantidad de elementos beneficiosos para nuestro organismo: vitaminas A, B, C y E; ácido benzoico, que permite su larga conservación; oligoelementos como el calcio, el potasio, el fósforo, el magnesio, el manganeso y el hierro. En la medicina se utilizan sobre todo sus hojas, que contienen altos contenidos de elementos antioxidantes y antisépticos. La recolección de éstas se produce antes de la floración, entre abril y mayo. Las hojas recolectadas se dejan secando para luego ser utilizadas en infusiones, de gran efecto tonificante y cicatrizante.Tomado en cualquiera de sus formas, el arándano rojo es un gran remedio contra los resfriados. Tonifica el cuerpo y aumenta las defensas naturales. También se recomienda tomar zumos e infusiones de brusnika en casos de anemia y avitaminosis.

En cuanto a sus propiedades culinarias, el arándano rojo se utiliza en la preparación de purés, salsas, mermeladas, repostería, … En Rusia es antiguo y popular el agua de brusnika, citado en la obra de Pushkin “Eugenio Oneguin”. Otra receta con muchos siglos de historia es la brusnika remojada: las bayas se remojan en agua a la que se añaden azúcar y otros edulcorantes, y se conservan en grandes botes durante todo el año. Se añaden a diferentes platos para aumentar las defensas naturales y dar mayor sabor.

Brusnika remojada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *