grechnevaya-kasha

En cuanto a propiedades alimenticias, el trigo sarraceno tiene pocos competidores. La lista de sus componentes impresiona: 18 aminoácidos, vitaminas E, PP y todas las del grupo B, incluyendo el ácido fólico, así como un gran número de oligoelementos: calcio, flúor, yodo, hierro, fósforo, potasio, cobre, zinc, boro, cobalto y molibdeno. Una alta concentración de proteínas de origen vegetal y una muy baja de carbohidratos completan esta maravilla de la naturaleza.

Pero no contento con eso, el trigo sarraceno se conserva mejor que otros cereales, ya que no se amarga con el tiempo ni enmohece por el exceso de humedad. Al no utilizarse pesticidas en su cultivo, se considera un alimento ecológicamente limpio. Y es uno de los pocos cultivos que aún no pueden modificarse genéticamente, por lo que no existe riesgo de que sea transgénico.

Todo ello lo hace perfecto para combatir numerosas dolencias: hipertensión, anemia, ateroesclerosis, dolencias del hígado y edemas, tos seca y dolor de garganta, inmunodeficiencia, forúnculos y abscesos, así como para limpiar el organismo.

A pesar de ser prácticamente desconocido en Europa occidental, el alforfón tiene un puesto de honor en las cocinas de otros muchos países. En Rusia, Ucrania y Bielorrusia el alforfón es el ingrediente principal de numerosos platos. Iremos publicando algunas propuestas en nuestra sección de Recetas para que podáis prepararlas en casa. En Asia, el alforfón es ampliamente utilizado en la cocina – para la preparación de fideos y otros productos de pasta en Japón; de bollitos dulces en Corea; de mermeladas, chocolate y diversos licores en China – y fuera de ella – para aumentar la energía vital en China y La India, para lo cual se recomienda caminar sobre granos de alforfón; o combatir el insomnio, durmiendo sobre cojines rellenos de su cáscara. La miel de alforfón es la más dulce de todas y un gran remedio contra los resfriados y la gripe. Su color es único, variando desde el rojo hasta el marrón oscuro. Tiene altos contenidos de glucosa y fructosa, así como una alta concentración de hierro, por lo que es muy recomendada contra la anemia.

grechneviy-miod

Debido a sus múltiples efectos beneficiosos sobre la salud, existe y es muy popular la dieta del alforfón. Dura entre 7 y 14 días y es efectiva para perder peso (se pierden entre 7 y 20 kg, dependiendo del peso inicial). Es una monodieta que consiste en tomar únicamente trigo sarraceno, sin añadirle sal, azúcar o especias. No tiene un menú rígido, ni horarios o raciones que uno deba respetar, lo cual constituye un gran aliciente para aquellos que la siguen. Al ser un producto rico en proteínas, pero con una concentración mínima de carbohidratos, es también un producto calórico que sacia, pero al ser las proteínas de origen vegetal, se asimila muy bien por el organismo, permitiendo deshacerse no sólo de los kilos que sobran, sino también de la celulitis y hacer una limpieza del hígado y los riñones. Por eso, esta dieta se considera no sólo estética, sino también curativa. Pero, a pesar de ser un producto dietético, el alforfón no puede suplir todas las necesidades del organismo. Por ello los dietistas aconsejan combinar la dieta del alforfón con el kefir. Así, los resultados no sólo son espectaculares, sino que además no tienen efectos nocivos sobre la salud.

Convendréis conmigo en que el alforfón es un alimento realmente único e interesante. Probad la forma en la que más os gusta e incluidlo en vuestra dieta. ¡Los resultados serán estupendos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *